Cómo arreglártelas si al reírte te orinas en público

Te ríes de la broma de alguien y terminas orinándote en los pantalones al reír en público. Es vergonzoso, pero le ha ocurrido a muchas personas, ¿no es así? Este problema cuenta con un nombre médico: “Incontinencia por estrés”. Afortunadamente, existen maneras en las que puedes facilitar en gran medida esta situación que puede mortificarte.

editarPasos

editarOcultar la evidencia de que orinas en público

  1. Envuelve algo alrededor de tu cintura. Una manera de lidiar con el acto de orinarte mientras ríes en público tan solo consiste en cubrir la evidencia. Es bastante probable que nadie lo note, y evitarás parte de la humillación. Esto podría ser más fácil de lo que imaginas. Si tienes un suéter u otra prenda larga, envuélvela alrededor de tu cintura para ocultar la mancha de orina.[1]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 1 Version 3.jpg
    • Si tienes una chaqueta o un suéter a la mano, cualquiera de ellos servirá. Tan solo átalos alrededor de la cintura. Esto funcionará mejor con un suéter, ya que muchas personas se amarran el suéter alrededor de la cintura.
    • Si no tienes un suéter o una chaqueta a la mano, podrías comprar uno si estás cerca de una tienda o dentro de una. Llegar a este extremo sería lo más sensato si estás a punto de conocer a alguien a quien necesitas darle una buena impresión o una apariencia profesional.
    • Siempre puedes preguntarle a un amigo si podría prestarte un suéter o una chaqueta, si no cuentas con uno de ellos. Para ser justos, deberás aclarar el motivo por el que necesitas la prenda si vas a tomarla prestada de otra persona.
  2. Sécate lo mejor que puedas. Debes cerciorarte de que la orina seque, al menos hasta que ya no dirija la atención hacia ti. Debes eliminar las manchas y los olores. La humedad también puede causar irritación en la piel, por lo que es vital que te limpies luego de tener un accidente con la orina en público.[2]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 2 Version 3.jpg
    • Ve a un baño lo más pronto posible. Podrías tener que ingresar a una cafetería o una tienda de abarrotes para usar el baño público.
    • Lo ideal es que limpies tu piel con un paño de algodón. A partir de allí, usarás toallitas humectantes para limpiar tu piel. Es una buena idea aplicar crema humectante en las áreas de la piel que se hayan mojado, ya que esto puede brindar una barrera para prevenir la irritación.
    • Si estás en una tienda de abarrotes, o cerca de una, podrías comprar con rapidez estos productos antes de entrar al baño. No obstante, por lo general es poco probable que puedas limpiarte de forma adecuada. Improvisa lo mejor que puedas. Seca tu piel con papel higiénico o papel toalla. Si tienes loción en tu bolsa, úsala por ahora para brindar una barrera. Las lociones con aroma podrían ser de utilidad para ocultar parte del olor.
  3. Cámbiate de ropa si es posible. La solución más evidente es cambiarte los pantalones, si es posible en tu situación específica. Si tienes una muda de ropa cerca, cámbiate lo más rápido que puedas. Una desventaja de este método es que tendrás que explicarles tu cambio de ropa a tus colegas.[3]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 3 Version 3.jpg
    • Muchas personas mantienen su ropa de ejercicio en el auto o en un casillero en el trabajo si van al gimnasio luego de trabajar. Si este atuendo es adecuado para la ocasión, podrías ponerte shorts o pantalones de yoga.
    • Si te encuentras en un área con muchas tiendas de ropa, podrías comprar pantalones nuevos y ponértelos. Por ejemplo, si te encuentras en un área de turistas, es probable que haya muchas tiendas de ropa cercanas en las que puedas comprar ropa relativamente barata.
    • Puedes pedir que te presten ropa si te encuentras con amigos cercanos o un colega, y esa persona tiene ropa de ejercicio en el auto. Si tienes un problema persistente con el control de la vejiga, podrías mantener una muda de ropa en tu auto. Asimismo, puedes llamar a alguien (como un compañero de habitación o un cónyuge) y pedirle que te lleve una muda de ropa.

editarReaccionar de forma adecuada a orinar en público

  1. Mantén la calma. Ten en cuenta que este no es el mayor problema del mundo. Todo es relativo. Si un poco de vergüenza es el peor problema que experimentarás, entonces tienes suerte. Si te ruborizas y reaccionas de forma intensa, esto puede incitar una reacción en otros, lo que creará una situación incómoda para todos. En lugar de ello, trata de mantenerte tranquilo.[4]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 4 Version 3.jpg
    • Es probable que nadie lo note o pueda verlo. Podrías sentirte húmedo, pero es probable que las personas que te rodeen no divisen la mancha de orina debido a su ubicación. Trata de mantenerte relajado y escabullirte.
    • Si alguien ve la mancha, mantén la calma. Con frecuencia, las personas reaccionan a la vergüenza ruborizándose, teniendo los ojos llorosos, tartamudeando y comportándose de forma furiosa en general. Esto hace que las personas que te rodeen también se sientan incómodas, lo que generará una situación tensa. Puede ser muy vergonzoso sufrir un accidente con la orina en público, pero si mantienes la calma, esto puede ayudar a suavizar las cosas.
    • Si alguien lo nota, trata de responder con una sonrisa y tómatelo con cautela. Puedes realizar actividades que ayuden a apaciguar tu vergüenza.
  2. Ríete de ello. La forma en la que respondas a algo puede afectar la manera en la que otras personas que estén cerca respondan a ello; por lo tanto, tu actitud puede hacer que la situación sea más o menos vergonzosa. Adopta una actitud segura e intenta reírte del error.[5]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 5 Version 3.jpg
    • Al mirar el pasado, es fácil reírse de los acontecimientos vergonzosos. Con frecuencia, las personas comparten historias vergonzosas en los cocteles. No obstante, puede ser difícil reírse en el momento. Recuerda que superarás la vergüenza de este momento. Esto podría hacer que te sientas más cómodo riéndote.
    • Incluso si se siente incómodo, haz tu mejor esfuerzo por reírte de ello. Di algo como “¿Puedes creer que lo he hecho? Supongo que tu broma fue muy divertida”. Habla con seguridad y minimiza la importancia de lo que haya ocurrido.
    • Solicita la ayuda de un amigo. Si te sientes sensible, podrías tener dificultades para reírte de ti mismo. Procura acudir a un amigo de confianza e incentívalo a reírse contigo. Haz una broma sobre ti y di “¿No es así?”. Si tu amigo se une, la conversación puede pasar de ser incómoda a divertida y casual.
  3. Mantente en el presente. Si deseas superar la vergüenza, esfuérzate por seguir adelante. En lugar de ahondar en lo que haya ocurrido, mantén tu mente en el presente. Has orinado en tus pantalones y ahora debes lidiar con ello. Pensar en la vergüenza obstruirá tu capacidad de lidiar con la situación sin inconvenientes.[6]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 6.jpg
    • Trata de silenciar la voz en tu cabeza. Podrías estar dispuesto a pensar algo como “No puedo creer que lo haya hecho. Qué humillante”. Trata de ignorar las palabras de autocrítica y, en su lugar, céntrate en lo que puedas hacer ahora en el presente a fin de afrontar la situación.
    • Sigue dirigiendo tu atención al presente según sea necesario. Recuerda que tienes que ir al baño, cubrir la mancha o reírte de ello con las personas que estén cerca.
  4. Dedica un tiempo a reflexionar sobre las situaciones vergonzosas del pasado. Podrías sentir que nunca superarás la vergüenza de haberte orinado en público. No obstante, trata de recordar las cosas vergonzosas que hayas hecho en el pasado. Es probable que este no sea tu primer momento vergonzoso. Si recuerdas las vergüenzas del pasado, esto puede ayudarte a mantener las cosas en perspectiva. Nunca pensaste que superarías algunas torpezas, pero con el tiempo lo has hecho.[7]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 7.jpg
    • Repasa una lista con tus momentos más vergonzosos. Recuerda esa incómoda primera cita, el comentario incómodo que hiciste en la clase de inglés, etc. Intenta recordar tus 5 momentos más vergonzosos. Piensa “He superado todo y también superaré este problema”.
    • Solicita la ayuda de tus amigos. Haz que tus amigos también cuenten sus historias vergonzosas. Podrías sentirte mejor contigo mismo si te das cuenta de que todos han vivido momentos vergonzosos.

editarEvitar que vuelva a ocurrir

  1. Aprieta los músculos pélvicos. Muchos problemas de control de vejiga surgen a causa de los músculos pélvicos débiles que se han estirado durante el parto. Como resultado, la vejiga se hunde y estira la abertura de la uretra. Si crees que tienes problemas de control de vejiga debido a un parto, haz ejercicios de Kegel con frecuencia para ajustar los músculos pélvicos.[8]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 8.jpg
    • Para hacer ejercicios de Kegel, primero ubica los músculos del piso pélvico deteniendo la micción a la mitad del chorro. Los músculos que emplees para hacerlo son los músculos pélvicos. Ten una idea de lo que se siente mover estos músculos.
    • Ajusta estos músculos por 5 segundos, y luego relájalos por otros 5 segundos. Repítelo 4 o 5 veces seguidas. Ejercítate hasta llegar al punto de contraer los músculos por 10 segundos cada vez.
    • Asegúrate de no solo contraer los músculos de tu abdomen, tus muslos o tu trasero. Trata de no aguantar la respiración. Realiza los ejercicios de Kegel 3 veces al día con 10 repeticiones por sesión.
  2. No consumas alcohol ni cafeína. Estas bebidas son diuréticas, lo que significa que toman el líquido de las áreas hinchadas del cuerpo y lo dirigen a la vejiga. La vejiga se llenará con rapidez, lo que hará que sufra filtraciones.[9]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 9.jpg
    • Escoge bebidas descafeinadas. Las bebidas con cafeína (como las gaseosas o el café) llenarán la vejiga con rapidez. Es normal miccionar cada 3 o 4 horas; no obstante, la urgencia puede volverse más frecuente si consumes estas bebidas en grandes cantidades.
    • Evita beber mucho líquido de una sola vez si tienes este problema. Si bajas de peso, también podrás disminuir la presión en tu vejiga. Según algunos estudios, dejar de fumar también puede ayudarte a controlar las filtraciones de orina.[10]
  3. Usa pañales para adultos a fin de controlar tu vejiga. Si este es un problema persistente (si miccionas con frecuencia al reír o realizar tareas menores), deberás acudir a un profesional de la salud para que te diagnostique la causa del problema. El doctor podría sugerirte el uso de pañales para adultos, y podría brindarte consejos sobre los tipos que puedes usar. Al igual que cualquier problema relacionado con la salud, deberás acudir a un doctor para cerciorarte de que no haya una causa subyacente que sea muy grave. Es mejor que lo revisen en lugar de adivinar qué ocurre.[11]
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 10.jpg
    • Si tus filtraciones suelen ser leves, podrías arreglártelas con una toallita o un protector en lugar de un pañal completo. Puedes colocar estos artículos dentro de tu ropa interior común, y podrían hacer menos ruido.
    • No obstante, si necesitas un pañal, puedes escoger una marca que sea más fácil de ocultar. Prueba diversas marcas antes de escoger un producto que funcione para ti. Experimenta con diferentes tipos de pantalones y prendas para determinar cuál es la que oculta mejor el pañal.
    • Prepárate cuando vayas a usar un pañal en público. Lleva bolsas desechables con aroma en las cuales puedas desechar los pañales húmedos. Si no hay un tacho de basura cerca, podrás usar una bolsa desechable para guardar de forma temporal los pañales manchados, hasta que encuentres un lugar en donde desecharlos.
  4. Ve al baño con frecuencia. Si tu vejiga no está llena, evidentemente no tendrás que preocuparte mucho por orinarte en público. Por lo tanto, deberás cerciorarte de vaciar tu vejiga con frecuencia.
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 11.jpg
    • Es más arriesgado tratar de aguantar una vejiga llena por un largo periodo de tiempo y, si lo haces, aumentarás las probabilidades de sufrir una filtración de orina.
    • Evita retrasar las visitas al baño. Tan solo ve, en especial si has consumido muchas bebidas hechas con agua, como la cerveza, la gaseosa o el café.
    • Antes de empezar a contar esa historia divertida, identifica los signos de una vejiga llena y ve al baño para vaciarla. Asimismo, evita ir al baño en momentos establecidos y antes de sentir una necesidad fuerte de miccionar.
  5. Acude a un doctor para descartar los problemas de salud subyacentes. Si miccionas tan solo por reírte, esto podría indicar la presencia de un problema subyacente. Debes acudir a un doctor si ocurre más de una vez. La incontinencia puede ser un signo de diversas enfermedades subyacentes.
    Cope if You Pee Yourself Laughing in Public Step 12.jpg
    • Este tipo de filtraciones por control de vejiga son bastante comunes, por lo que existe un término específico para ellas: “incontinencia por estrés”. Esto no significa que sufras de estrés emocional, pero quiere decir que se ejerce tensión en la vejiga.
    • La menopausia también aumenta las filtraciones de orina en las mujeres. Los nervios lesionados también pueden provocar filtraciones de orina debido a enfermedades como un derrame cerebral o la diabetes. Las filtraciones de orina pueden surgir a causa de un traumatismo, como una cirugía pélvica. El sobrepeso también puede afectar a la vejiga.[12]
    • Cuando el doctor haya identificado la causa de tu incontinencia, ambos podrán encontrar un plan de tratamiento. Existen diversas formas de tratar la incontinencia y ayudarte a controlar mejor tu vejiga, como el uso de medicamentos y los cambios en el estilo de vida.

editarConsejos

  • Acude a un doctor si el problema es frecuente.
  • Lleva una chaqueta de punto si el problema ha persistido.
  • ¡Recuerda que esto le ha pasado a muchas personas!

editarReferencias

Cite error <ref> tags exist, but no <references/> tag was found

$ 2

Leave a Reply